jueves, 27 de marzo de 2014

¿Hacemos una "drea"?

De muchacho inmigrante en barrio obrero de Madrid el deporte más extendido era enfrentarse con la banda del otro lado de la vía (siempre había algún grupo al otro lado de la vía y si no nos dividíamos para formarlos, aunque fuera "echándolo a pies") sacando así la vena neolítica que arrastramos... De mayores, la vena esa sigue fluyendo y las peleas arrojándose cosas son la norma.
Hace unos años ya que Obama no venía por Europa porque dijo una vez, tras una reunión con la UE, que tener que hablar con 27 Jefes de Estado era muy cansado y que Europa debía elegir una sóla voz... En cambio ahora, a raíz de los problemas en Ucrania se ha apresurado a venir y hacer una pomposa "Cumbre UE-US" con una UE que no ha mejorado esencialmente, antes al contrario, en la "unidad" de decisión que parecía reclamar Obama en otros tiempos.
Obama (acabáramos) ha vencido sus resistencias y ha venido para decir que hay que reforzar la OTAN, porque "la libertad no es gratis"... Y, mas o menos como en Fama, vais a empezar a pagar: A ver, cuántos misiles te apunto, que los tengo en oferta. Y tú, ganapán, cuántos tanques has dicho, porque los alemanes no "andan" bien (recordad Stalingrado), y tú, holandés, (u Hollande) cuántos helicópteros quieres...

La "devolución" de Crimea y la pelea por Ucrania que hay en el fondo va a ser el negocio del siglo para que algunos "salgan de la crisis" y Europa se enfangue más y más entre gastos antisociales y tensiones internas y guerras de todo tipo, hasta que deje de ser una competidora global. De eso se trata y todo ello, con la inestimable ayuda de los "representantes", a sueldo de sus empresas americanas, que han conseguido puestos en varios Gobiernos  europeos y en la propia Comisión. Toda esta estrategia (que algunos sencillamente negarán) es la que podríamos intentar hacer fracasar los ciudadanos, mandando al Parlamento europeo a gente consciente de estos problemas y no a representantes de los armamentistas.

Porque hay una solución a la "amenaza" planteada: La disolución de la OTAN y la integración de Rusia y TODOS los países de la extinta URSS que lo desearan, en la Unión Europea.  La paz global (regional al menos, según el eufemismo del propio Obama que tilda a Rusia de "potencia regional")  sería una realidad entonces.
 Si es tan sencillo, ¿por qué no se entiende? La clave está en las tesis de Kissinger de hace ya 30 años, que se plasmara en
la "Guerra de las galaxias" de Reagan: si la Otan gasta 10 en armamento (encima pagando los europeos y fabricando y vendiendo empresas americanas con alguna limosna a empresas europeas, negocio redondo), eso supone, digamos, el 3% del PIB conjunto, lo que obligaría a Rusia a gastar 20 (son menos "eficientes", como todo el mundo sabe...) y esos 20 serían como el 30% del PIB ruso, lo que abocaría al hambre y a la revuelta a su población. Y guerra ganada sin un disparo "nuestro". Lo hicieron así contra Gorbachev y les funcionó, dicen...  Coser y cantar o el cuento de la lechera. Lo mismo podríamos decir si el "enemigo" es China, pero lo malo es que los chinos aguantan muy bien el hambre...

Este cuento de la lechera tiene muchos fallos. El recipiente de la leche del ejercito ruso es demasiado grande y podría ahogar en 10 minutos a Estados Unidos como se llegara a derramar. Cambiad de cuento, por favor.
Reforzar la OTAN. Para eso viene Obama, quien ha metido un interesante elemento en la "reflexión": "Al revés que la URSS, Rusia NO representa una "ideología global" y por eso esto NO es una vuelta a la Guerra fría"... El mensaje que quiere transmitir es que USA es la UNICA superpotencia (frente a las tesis de la multipolaridad que defienden Rusia o China, con argumentos de mucho peso) de modo que lo que Obama quiere es consolidar una hegemonía sobre la UE que no tiene sentido más que para él, o más bien para su complejo industrial-militar del que no puede zafarse presidente alguno.  De ahí la enorme presión en un momento clave para el inmediato futuro en el que que ojalá supieran moverse los dirigentes europeos. "El peso no puede recaer en Estados Unidos e Inglaterra solamente" ha dicho. Más claro, agua...

La "ideología global" que parece añorar Obama existe, aunque traten de ocultarla sus propios representantes (muchos de ellos Presidentes de países europeos, incluso) ante la presión neoliberal. Esa ideología se llama "socialismo" y no ha muerto. Aunque ciertamente en Europa occidental "goce" de una salud mejorable...

Pero a mi no me divierten ya las pedreas...