viernes, 18 de noviembre de 2011

Gracias a Wikipedia

El objeto de esta entrada es bien simple: Agradecerle a ese millar de personas que trabajan en Wikipedia el posibilitar el conocimiento universal, por fin, con la ayuda de todos los millones que, de una u otra forma, contribuímos a la emergencia de la nueva Biblioteca de Alejandría. Viva la cultura.
Support Wikipedia

Efectivamente, compartir nuestro conocimiento es compartir (y aumentar) nuestra riqueza.

martes, 1 de noviembre de 2011

El fracaso de Europa; El Ocaso de la razón.

El ocaso de la razón; La UE en peligro.

Con la convocatoria del referendum en Grecia, incluso cuando aún no se conozca la pregunta o preguntas concretas que se planteen, acerca de la aceptación o no de unas políticas europeas dictadas tarde y mal y después de que ya se hayan exacerbado hasta límites insospechados las presiones sobre Grecia por parte de los “defensores de la estabilidad financiera por encima de todo”, ha quedado en evidencia para todo aquel que quiera verlo que la UE pudiera estar asistiendo a sus últimos días...

Y no será Grecia la causante de esta debacle sino solamente la primera víctima. Los dirigentes europeos de las tres fuerzas políticas más importantes en el Parlamento Europeo (Socialistas, PPE y Verdes) no han sido capaces de desarrollar líneas de acción políticas que forzaran de alguna manera a sus gobiernos en cada país a realizar acciones coherentes de defensa de la Unión, por encima de los miopes intereses particulares de cada uno de esos países. El ataque al Euro por parte de los financieros, (sin otras líneas de negocio en que pensar por la propia atonía que ellos mismos han provocado) sólo se puede entender por la debilidad política europea, que creó una moneda en la que se dejó en “libertad” de entrar o no a los países de la UE que, como el Reino Unido, no le convino (no en balde Londres fue el mercado financiero más importante en los primeros años del siglo pasado y sigue luchando por ser un actor principal en el mundo) pero no se dota de los instrumentos monetarios o fiscales correspondientes a una moneda única. Es como un rebaño con muchos guardas que no se hablan entre sí... y hasta con alguno dispuesto a llevarse el ganado común a escondidas.
Esa es la causa de este fracaso. Ha faltado decisión en el Parlamento para proponer avances serios en la integración europea e incluso forzar a ciertos países a entrar en la zona Euro o a abandonar los órganos de decisión. Eso es particularmente grave, por su tamaño, en el caso británico y polaco. No se puede jugar a dos barajas o, en caso contrario, no se puede dudar en hacer una Europa de dos velocidades que impida esos u otros abusos. Cada país se ha mirado a si mismo, en la ilusa percepción de que alguno podría “salvarse” sólo, cuando la profundidad de la recomposición económica mundial no deja a salvo ni a Estados Unidos, China o Japón... y sin darse cuenta que Europa puede intentar algo solamente en la medida que sea una y firme y no un conglomerado tembloroso.
Es triste que el mayor fenómeno racional de la política de toda la historia, como fue la creación de la CE pocos años después del fin de la peor guerra de todos los tiempos y su consolidación en la UE, incluso superando la división del continente sobrevenida por el “socialismo real” posterior, pueda venirse abajo ante la presión de unos grupos financieros a los que siempre han molestado los gobiernos con fuerza y nivel de consenso suficiente para impedir presiones espurias.

A Europa la han raptado unos mercaderes ayudados por unos funcionarios y políticos que en vez de servir al bien común han mostrado un grado de falta de visión histórica notable. La propia descomposición que cabe percibirse en los aparatos políticos existentes (los socialdemócratas sin proyecto ni liderazgo, los democristianos desmoralizados y los verdes metidos en sí mismos, todos mirando a una Europa etnocéntrica y exquisita y que se cree rica, mientras el mundo cambia a velocidad de vértigo, y todos ellos bombardeados por las teorías neoliberales que defienden el reflujo del Estado ante la “iniciativa privada” (siempre que haya algo que ganar, porque eso no se defiende en Africa, pongamos por caso) configuran un bloqueo de lo “político” que es lo que nos ha llevado a este absoluto descontrol que supone la situación financiera de toda Europa y no solamente de Grecia, claro.
Moreau: Rapto de Europa

El “problema” griego es mucho menor que el que supuso la integración de la República Democrática Alemana en su momento y se logró. La eventual incorporación de Turquía supondría un desafio cien veces mayor, y ese proceso estaba bastante avanzado, antes de toda esta sinrazón. Cuando la UE debiera estar considerando la entrada de Rusia (si, Rusia, para tener la fuerza estratégica que hoy no tenemos) estamos debatiendo la salida de Grecia, que es la propia quintaesencia de Europa... ¿A quién le interesa destruir este sueño de la razón, que es Europa, para hacer otra vez una pesadilla nacionalista? Esa es mi pregunta. .
Andrés Holgado Maestre. Sociólogo
En Mérida (España) y Noviembre, 2011.
http://extremenian.blogspot.com

jueves, 1 de septiembre de 2011

Piedras y riscos: Parábola para iniciados. (Crónica de un paseo por el monte)


(Crónica de un paseo por el monte)
Tengo yo un amigo con el que me une una especial relación, que a veces ni palabras requiere, de lo bien que nos conocemos. Francisco Elchico se llama y es pastor de cabras en un Risco medio mágico que está muy cerca de dónde ambos nacimos, curiosamente el mismo día del mismo año. De ahí podría venir esa conexión tan especial.
Anda Francisco estos días preocupado porque se le ha escapado un chivino (ya medianejo) que se le escabulló saltando de peña en peña y perdiéndose en aquellas angosturas que el monte tiene. Y no cree que se haya despeñado, no, “que buenas patas tienen los hoíos” dice Francisco, aspirando esa hache de una manera que solamente por estas tierras se aspira con tanta suavidad... el aire de la dehesa debe dar ese acento tan dulce. Ya otra vez le han desparecido cabritos de la misma manera y nunca ha vuelto a aparecer, aunque algunos malpensados del pueblo cercano dicen que los han visto, pero ya crecidos y con unas barbas de cuidado. “Eso son habladurías...” dice Francisco mientras echa un cigarrino sentado en una peña.

Pero yo tengo entendido que en estos mismos valles que alrededor de estas sierras se tienden hasta dónde se pierde la vista, ya hace muchos siglos que estos chivos escapados (Azazeles les llamaban) solían volver por las noches a hacer faenas... e incluso eruditos conozco yo que dicen que una diosa pagana muy antigua (a la que se adoraba en un valle próximo) era una manifestación de ese Azazel, que los pobladores de por aquí rebautizaron como Athaecina o así. Y que ese culto estaba relacionado con el que se hacía a Baal, un becerro de oro que era otra forma que tomaba el demonio Mammon, dios de las riquezas. Lo que da de sí un cabrito perdido...
Pero, claro, estas cosas no se las puedo contar así, en frío, a mi amigo Francisco porque en seguida me suelta que desde que me fui del pueblo, hablo más raro cada vez. Con un vasino de vino delante y sentados en la taberna, en una noche neblinosa de invierno, si se lo podré contar, porque entonces si se puede hablar de historias de esas de la antigüedad...
Y por lo tanto, le he dejado que me cuente una cosa que dice que ha oído en su transistor (más de treinta años hace que se lo regalé y todavía lo tiene...) sobre unos mega-ricos (que así jura que los han llamado en la radio a esos fulanos, lo que ya le ha dado mala espina) que huelen a chamusquina griega y que, por lo visto, se les había ido la mano en unos recortes muy exagerados que habían hecho, aunque no sabía Francisco muy bien si no estarían hablando de unos recortadores portugueses que el vio una vez en la Plaza de Trujillo. No le había quedado clara la cosa -”es que cada vez hablan más raro en la radio...” y se justificaba el hombre por no poder explicármelo mejor...
Venía a decir que a alguien se le había escapado algún ganado y que ahora, estos ricos no sabían como parar a los lebreles y a los mastines que habían mandado para hacerse con el control del asunto, y que, por lo visto, andaban a dentelladas con la gente por que según el había entendido, querían acabar con el Estado de bienestar en Europa y que entonces eso era acabar con el Estado (porque Francisco no entiende mucho de tanto apellido y prefiere ir al grano) y que eso no le sonaba a él como una cosa buena.
Creo que hay hasta algún bobo que era antes chivo y ahora ha crecido, que se cree ahora perro y anda mordiendo también” reflexionaba en voz alta mi amigo el pastor, que ha visto cosas muy raras desde su Risco.
Y en esas disquisiciones nos hemos ido dando un paseo por la vereda y os aseguro que si no fuera por lo bien que conozco yo a Francisco y el mucho tiempo que hace que lo trato, no me habría enterado de nada, hasta que no leyera los periódicos. Pero cuando visito a Francisco no periódicos leo. El se encarga de iluminar con su sentido común todas las contradicciones que son para mí tan complicadas. Como el hecho de que políticos social-demócratas y demócrata-cristianos destrocen las estructuras solidarias de España y Europa, metiendo principios propios del ultra-liberalismo más individualista y feroz. ¿Cómo le explico yo esto a Francisco? Prefiero que me lo explique el a mí, y eso es lo que ha pasado. Me quedé mucho más tranquilo cuando regresé al pueblo, porque Francisco Elchico me hizo ver que importante puede ser un chivo descarriado.

sábado, 20 de agosto de 2011

El triunfo de la muerte (Crónica de Una Noche de Verano)


El triunfo de la muerte
(Crónica de una noche de verano)
Es un título un tanto extraño el que he tenido que ponerle a estas reflexiones, pero me ha parecido que era el que daba un hilo conductor, aunque tenue, a esas cosas que pasan alrededor de estas noches de verano de calor difícil de soportar y que debe coadyuvar a que se le ocurran a la gente ideas raras... Comenzaré diciendo que ayer, estaba yo apunto de empezar un debate epistolar con unas amigas y paisanas, que hace cincuenta años hubieran estado “mirando detrás de los visillos” en ese “Pueblo blanco” de Serrat, pero que ahora triunfan por esos mundos, y con las que me carteo en estas nuevas formas de “postear” que dicen los modernos. El tema a debatir (aún en curso) es sobre unas tesis de Paul Virilio, un filósofo francés (¿sobre qué tema no hay algún filósofo francés opinando?) acerca del pánico y su influencia social similar a lo que antes suponían las guerras y las revoluciones. Yo lo tomo como la influencia del miedo en la determinación de los comportamientos de las gentes y la quinta esencia del miedo, tal como yo lo veo, es el miedo a la muerte, en la que se destruye y se descompone todo lo existente. En esas estamos de momento...

Y el jueves noche, en el Teatro Romano de Mérida se siguió con el “homenaje” que este año se ha tributado a Antígona, una de las hijas de Edipo que, como él y toda su familia, fueron destinados a un atroz destino. El montaje es formidable, con el texto sobrio y terrible de las palabras clásicas, con y una dirección formidable, que si no me equivoco la ejerce un Director mejicano, Mauricio García Lozano, que a mi me pareció que introduce elementos preciosos de una estética que solamente en México se da en el día de los Muertos que allí se celebran, con lo que a la esencia mediterránea de la tragedia y del entorno, se le unía de forma impecable ese barroquismo mejicano tan atractivo. Una gran suerte tener un Teatro y unos montajes de esta calidad en las ardientes orillas del Guadiana.

Antígona también dice NO al poder establecido y cuando la gente dice “No” el poder tiende a perder su sentido. El silencio sepulcral de un teatro a medio llenar mostraba a las claras la fuerza de esas palabras eternas, que no necesitan ser “modernizadas”, porque la esencia del alma humana y la naturaleza del poder y sus tendencias al exceso no han cambiado desde entonces. Una escenografía brillante y sobria a la vez (¿que falta le hacen a ese teatro los adornos excesivos y las maquinarias?) y un uso de los coros y de la música impresionante, con unos actores excelentes (la tonante voz de “la” Tiresias pudiera haber sido la del propio Zeus, completaron otra noche mágica en el verano de Mérida. Hasta pienso repetir la próxima semana, para apreciar mejor tantos detalles de calidad como se contienen en el montaje. “Yo soy amor y no odio” proclama Antígona, pero en cualquier caso perece, como todos los personajes... 

El final de la obra, con un ritual de cenizas esparciéndose interminablemente sobre tanta muerte como rodea a Creonte en medio de su arrepentimiento, es otra manifestación del culto a la muerte, que pareciera ser la triunfante en la tragedia de Sófocles, como lo fuera en la desgraciada estirpe de Edipo. La muerte triunfante.

Para redondear la escena, el viernes, en Madrid, en plena canícula también en la noche cálida del verano) el miedo a la muerte, subsumido en manifestación religiosa (como ocurre en otras religiones) se manifiesta en todo su esplendor litúrgico y artístico en un Via Crucis que exalta y glorifica, en primera instancia la propia muerte, elevándola después por virtud mistérica a una resurrección que es la que le da sentido a ese culto previo. Siempre quedará la esperanza, pero parece que sea la muerte la que triunfa. Como en Antígona.

¡Qué intensas y raras pueden ser las reflexiones de una noche de verano! Muerte triunfante por todas partes, pero que vivas están las palabras de todos los mencionados aquí, las de Virilio, las de Sófocles, las de la Biblia...

¿Triunfa la muerte o es el espíritu humano el que se impone? La muerte retrocede ante el espíritu humano. Es nuestro propio espíritu, nuestra imaginación, la que convierte un mero hecho biológico inexorable en un motivo de irracional terror. Es el espíritu inscrito en las terribles palabras de los personajes clásicos, lo que las hace parecer eternas y válidas mucho más allá del momento en que se escribieron. Es la palabra que se construye por la fe de esos creyentes la que convierte la muerte o el sacrificio en promesa de redención.


Sin ninguna duda, es el espíritu el que triunfa y pervive. La muerte es solamente un accidente. Pero una pesadilla posible en una noche de verano, sobre todo si Titania y Oberon andan a la gresca, como siempre, allá en las profundidades de Urano... pero eso corresponde a otro sueño de otra noche de verano...

(Ilustración: La peste en Tebas, Charles Jalabert.)

Andrés Holgado Maestre. Sociólogo
En Mérida (España) y agosto , 2011.
http://extremenian.blogspot.com

miércoles, 17 de agosto de 2011

Ordago de China a los jugadores de chica...


Jugadores de chica...

perdedores de mus. Así reza una de esas frases hechas que se utilizan en ese juego tan español, de azar y de envites, cuando un jugador tiende a buscar pequeños beneficios jugando en las primeras fases de la ronda, cuando suele haber poco en juego y los otros jugadores están pensando en los envites gruesos del final... No soy yo un experto en ese juego, donde creo que se usaban “amarracos” en vez de dinero, ya que el juego estuvo prohibido durante décadas y en cambio el mus nunca perdió la popularidad. Los jugadores supieron adaptarse a las circunstancias...
Ahora se está dando una situación en el mundo que a mi me ha traído a la memoria ese juego y sus distintos estilos. Las agencias de clasificación de riesgos (las tres hermanas norteamericanas de dudosa paternidad) llevan un par de años “jugando a la chica” y envidando contra Grecia, Irlanda, Portugal y nosotros mismos, consiguiendo pingües beneficios para sus dueños y clientes (alguno tiene los dos caracteres) y sobre todo echando un pulso a la débil unidad política de la UE, que no ha sabido reaccionar nunca a tiempo ante desmanes técnicos como son la calificación como “bono-basura” de bonos denominados en Euros, de países plenamente integrados y apoyados por el propio BCE. Las agencias han venido envidando contra la chica y los otros jugadores se han achicado.
De modo que, habiéndoles salido diversas manos a pedir de boca, consiguiendo doblar sus beneficios apostando contra esos países sin valor para responder con la fuerza que podrían darle sus bazas (regulaciones, tasas, creación de otras agencias, etc) han decidido en los últimos días envidar a la grande (primero contra España e Italia, e incluso Francia, con un modelo de juego similar y ya probado) y después contra el primero de la clase en cuanto a deuda soberana, que no es otro que Estados Unidos, que dejaría de ser AAA, especulando también con cierta debilidad política de un Presidente peculiar que tiene en contra a sus dos Cámaras. Todas las condiciones parecen dadas para que la estrategia de arrancarle a los estados el máximo de beneficios en sus emisiones, e incrementar así el valor de la única mercancía que venden esos sujetos, el dinero, diera su fruto y las emisiones sucesivas de deuda de los Estados Unidos subieran su prima de riesgo y se dificultara aun más la “recuperación” de la economía que algunos vaticinan.
Pero aquí ya cambian los jugadores de la partida y entran otros a los que no les gusta que les vengan con faroles, y que quieren en forma imperativa una estabilidad financiera que les es esencial para su política interna y su estrategia global. China, que es palabra mayor en la geopolítica, en la economía y en las finanzas mundiales. China, que siendo la principal acreedora de Estados Unidos, sencillamente no puede aceptar que unos mindundis puedan hacerle perder miles de millones si ellos tuvieran que negociar parte del paquete de deuda norteamericana que poseen. China que, curiosamente, siendo uno de los pocos países que aún se declaran pertenecientes al “socialismo real”, se convierte en el guardián de la ortodoxia del capitalismo industrial (en el que basan su estrategia de desarrollo) y que no quieren que sus plusvalías, obtenidas con la producción y el comercio, se las apropien sin más esos capitalistas improductivos y especuladores que conforman hoy el grueso de los grandes “inversores” occidentales, usando a esas agencias como arietes y como excusa.
China (y los mismos Estados Unidos y acaso Europa, que ahora acaso sepa reaccionar, haciendo valer ese Euro tan objetivamente fuerte, si fuera estable políticamente...) va a refundar el sistema financiero (eso que tanto prometieran Sarkozy y Obama) exigiendo la creación de agencias independientes e incluso que se prescinda del dólar como moneda de referencia mundial.
China no es “jugador de chica” y ha dicho, o está a punto de decir, un órdago que no podrá quedar sin respuesta por los otros jugadores, so pena de que se lleve, China, el santo y la limosna. Vamos a ver que cartas tiene cada uno en su mano, y quienes pueden seguir jugando (aunque sea con malas cartas) y a quienes hay que expulsar de la sala de juego, por hacer señas falsas, que es una trampa que no se tolera... Lo veremos en los próximos días, aunque siendo un tema de tan enormes proporciones, conllevará incluso la necesidad de alguna Conferencia mundial. Pero yo me atrevo a vaticinar que esas agencias tienen los días contados. Les llegó su San Martín.
Andrés Holgado Maestre. Sociólogo
En Mérida (España) y agosto, 2011.
http://extremenian.blogspot.com


martes, 9 de agosto de 2011

Piedras y Ladrillo. Diferencias.

 



Aprovechar las desventajas.
Acabo de regresar de un pequeño viaje que como siempre he procurado que sea de negocios y de placer a una pequeña capital europea llamada La Haya, en la que reside parte del sistema institucional holandés, e incluso internacional, como el Tribunal que lleva su nombre. Y siempre me gusta mirar el suelo por donde piso, por lo que a veces observo cosas que pueden resultar chocantes: La mayor parte de los pavimentos urbanos en Europa, de Madrid a Munich o Brno, pasando por Milán o París, están elaborados utilizando piedra, los famosos adoquines, generalmente de granito. En Portugal usan mucho unas piedras más blancas y medio areniscas (ya me perdonaran los especialistas) y en Estados Unidos se usan bastante más diversas soluciones de pavimentos tipo hormigones construidos in situ. En La Haya, en cambio, con un clima proclive a la lluvia casi permanente y a unos porcentajes de humedad ambiental cercanos al cien, en cambio, se utilizan ladrillos, engarzados de costado, que forman pavimentos preciosos, en prácticamente todas las zonas nobles de la ciudad. Con lo fácil que parecen disgregarse los ladrillos de la vieja arcilla en nuestra tierra, cuando el agua los ataca...
No quiero abrir este artículo a una defensa de las ventajas comparativas frente a las ventajas competitivas que tanta literatura han producido en las teorías económicas, desde Ricardo a Friedman, y que en nuestra propia Extremadura pudieran estar en pleno proceso de revisión. Doctores tiene la ley. Yo solamente miro el suelo por donde piso... y quiero hablar de como los pueblos tienen que aprovechar sus desventajas. (Las ventajas ya tienden a aprovecharse solas...) y por eso hablaré de los adoquines y los ladrillos:
Holanda, los Países Bajos propiamente, son algo más pequeños que Extremadura y tienen una población cercana a los 17 millones de habitantes, en un terreno pantanoso donde aprovechar cada hectárea ha supuesto un desafío contra la naturaleza desde que esas tierras se poblaran. La permanente tarea de construir diques y canales y dragarlos de manera casi permanente para contener y encauzar a las aguas, ha resultado en que su principal materia prima, en cantidad, sea... el barro. 
Hace años supe, para mi sorpresa, que una de las principales exportaciones de Holanda hacia Arabia Saudita era precisamente arena. Arena para hacer hormigón pues la arena del desierto no sirve para ese fin. Holanda ha conseguido convertir su desventaja, los lodazales, en una ventaja competitiva. Usando la experiencia y la ciencia, han convertido esas arcillas en unos ladrillos compactos y casi vítreos, con los que pavimentar sus calles a medida que iban liberando terreno de las aguas.
Construir calles a base de adoquines me parece una forma destructiva en la que una realidad natural salvaje, la piedra, se convierte en algo nuevo y más humano, el adoquín que ya los romanos usaron. En cambio, hacer las calles con ladrillo aparece como un proceso de reconstrucción a partir de un material informe, para hacer piezas llenas de sentido humano. Es una construcción pura a partir del caos originario que es el barro. Es similar al trabajo del “creador” del hombre que salió del barro. Es una diferencia notable que se da entre la gente holandesa y las de otras zonas del mundo.
Están más acostumbrados a sacar de la naturaleza aquello que necesiten para vivir y mucho más conscientes de que construir es mejor que destruir. Su riqueza proviene, en última instancia, de esa capacidad para convertir el barro en material de construcción y luego, convertir esos mismos ladrillos en “geist”, en el espíritu que se muestra en su enorme producción filosófica y cultural, desde Erasmo o Rembrandt a tantos otros pilares de la cultura universal.
Nuestro más universal gobernante, Carlos I, alli nació y aquí vino a morir, y eso nos da una relación que aunque hoy pueda parecer tenue, es imperecedera. Tendríamos que desarrollar aún más esa capacidad creativa que los holandeses, y nosotros, tenemos.
Por ejemplo, aquí también se sabe trabajar el barro, sin duda, pero algo de ese valor intrínseco que la piedra tiene se nos pierde cuando la usamos para hacer pavimentos... Y muchos otros fragmentos grandes de granito, que hoy están desperdigados en las escombreras, que pudieran tener un mejor uso y un mayor valor espiritual, usándolos, con un trabajo de selección y elaboración mínima, como monolitos rotundos y trágicos que pudieran marcar los lugares de las horribles tragedias por las que hemos pasado aquí y que aún no están bien superadas.
Un sencillo monolito con una placa podría ser un recuerdo que mitigara tanto olvido injusto.
Andrés Holgado Maestre. Sociólogo
En Mérida (España) y julio, 2011.
http://extremenian.blogspot.com

viernes, 22 de julio de 2011

Piedra a piedra: Segundos fuera

Segundos fuera...

Así gritaba el árbitro antes de comenzar cada asalto en los combates de boxeo del Campo del Gas en Madrid, hace ya muchos años... Esta imagen me venía a la memoria al leer el artículo “Ideologías” que D. Luciano Pérez de Acevedo y Amo (a quien no tengo el gusto de conocer) publicó en lugar preferente en el Diario HOY, el 14 de julio, precisamente el día de la Toma de la Bastilla en París. Un día oportuno por demás para la “defensa de las libertades” que pretende el autor. Porque hacía falta que ganara el Partido Popular, barriendo en casi toda España y por la mínima en Extremadura, para que pudiera escribirse un artículo así: Una defensa a ultranza del individualismo como ideología, que inevitablemente lleva a una disputa dialéctica con el bando “contrario”. Un combate entre ideologías, por más que el Sr. Pérez de Acevedo niegue la mayor. Vamos a pelear, entonces, si nos da cancha el diario HOY. Segundos fuera...


Comienza afirmando que “a los liberales no nos gustan las ideologías” que es frase vacía donde las haya: el liberalismo ES una ideología (una concepción del mundo, si se quiere) y el neoliberalismo (que es lo que, sin saberlo acaso, pretende defender Luciano) es una ideología radical y sin sustento alguno en la realidad empírica. La afirmación de que “las ideologías pretenden transformar la sociedad según un plan” no es exacta pues algunas lo que pretenden es que no cambie nada en las sociedades, siempre que estén organizadas según sus principios. Pero no podemos detenernos en matices teóricos que no vienen al caso. Que las ideologías sean abstractas y utópicas y que acaban con las libertades terminando en el totalitarismo es de una simpleza tal que no necesita refutación. Lo veremos en seguida.

El autor afirma que las dos guerras mundiales, amparadas por las ideologías (¿cuáles?) “fueron vencidas por la libertad (sic) en 1945... y en 1989, al término de la 'Guerra Fría'”. Si en 1917 acabo la primera, tenemos dos finales para tres guerras. No está mal. La libertad victoriosa en 1945 debe referirse a la Unión Soviética, que parece que cae, en tanto que sistema “socialista” en los 90. El hecho de que unos 3.000 millones de personas en China, India, Brasil y algunos otros países que se autodefinen como socialistas (China e India) o herederos de pensamientos utópicos como es es caso de Brasil, no es suficiente para que D. Luciano modifique su teoría... Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud.

Las incursiones del articulista en la teoría política y su interpretación sesgada de lo que suponga Rousseau, o Platón, afirmando que sus objetivos eran el fin de las libertades individuales son absolutamente peregrinas. Siendo abogado debiera saber que la fuente principal del derecho es la costumbre o lo que es lo mismo, los usos y tradiciones que los pueblos de han ido dando a sí mismos. No hay individuos sin grupos de pertenencia y de referencia. No hay individuos (humanos, claro) sin sociedad. No hay sociedades de Sólo -individuos: Todo lo importante, desde la lengua a las religiones o la ciencia ES social. Robinson Crusoe es una creación literaria y Viernes, un imposible.

La deriva que va tomando el autor para llevar el ascua a su sardina (Extremadura-libre-de-ideologías-por-fin) constituye lo que se llama un “wishful thinking” y un juego con dados marcados. Mezclar a Cayo Lara con Lord Acton y Zapatero, para hacer una defensa del neoconservadurismo que puede tener sentido en una zona superdesarrollada (Chicago o así) donde la sociedad civil genera nueve décimas partes de la actividad de esos territorios cuando la estructura social y económica de Extremadura se aproxima más a Kazakhstan (por el enorme peso del sector público en la vida económica) es sencillamente hacer trampas en el solitario, o no tener mucha idea de que cuando se habla de liberalismo (en Europa, ojo, por que en América del Norte los liberales son los demócratas progresistas...) se está hablando sobre todo de un sistema ideológico que propugna una determinada organización económica. No puede haber “armonía y concierto entre los individuos” cuando la desigualdad de estos es tan grande.

El estado democrático y social de derecho, como se define el nuestro, no es ni puede ser totalitario porque busque activamente la igualdad de oportunidades. Una orquesta necesita un director (y eso no le hace dictador) y no puede estar formada por solistas. El estado de bienestar (o socialdemócrata/democristiano si Vd, quiere ideologías que lo definan) no es totalitario: es casi un arte, que desde luego requiere la honestidad más absoluta en sus dirigentes.

El liberalismo, afirma, es el primer movimiento político (acabáramos...) que quiso promover el bienestar general. Nunca ha sido así. En ninguna parte. Y fijar que “sus principios son el valor absoluto y primario de la libertad, la propiedad privada, el estado de derecho, la tolerancia y la cooperación entre los individuos y los pueblos...” es un conjunto inasumible de medias verdades y fuente de fundamentalismos “absolutos” que son los que de verdad llevaron al mundo no ya a dos guerras mundiales (para repartirse los mercados, sobre todo,,) sino a centenares de guerras en todo el mundo desde que surgió ese capitalismo salvaje que defiende. Su “individuo” es un producto social y solamente en la sociedad bien organizada tiene posibilidades de desarrollarse. Y el Estado es quien garantiza (lea el Leviatán...) que el hombre pueda ser libre. El resto de su artículo es una vuelta a la “yenka”, hablando de derechas e izquierdas, en una terminología que no engaña a nadie. El mundo es hoy, y siempre ha sido, un lugar mucho más complejo de lo que pueden explicar concepciones políticas egoístas e insolidarias, que son las que Vd. defiende al amparo de la ideología neoliberal que profesa, por mucho que la niegue. En este mundo de hoy, el compromiso entre los grupos sociales organizados (eso que se llama socialdemocracia, mire Vd.) es lo que podrá hacer que siga mejorando el bienestar en todo el mundo. El individualismo (de las gentes y las naciones) llevaría, de nuevo, a la guerra y a perpetuar las injusticias y las desigualdades. Fin del primer asalto...

Andrés Holgado Maestre. Sociólogo
(Publicado en el Diario HOY, el 22 de Julio de 2011. Sección Opinión, pág. 18.
En Mérida (España) y julio, 2011.
http://extremenian.blogspot.com

martes, 19 de julio de 2011

Una secta acaso no tan nueva...


Mammones: Una no tan nueva secta.


Estos sujetos, los mammones, a los que puede definirse como una vieja secta pero que ahora florece de manera exuberante, adoran a Mammon, que es el nombre que recibe uno de los siete Príncipes del Infierno, según la Biblia, y que representa a la avaricia y la propia riqueza material. Como todos los dioses-demonios, ha dado lugar a diversas interpretaciones artísticas, aunque en España, en nuestra cultura no es tan conocido (por ese nombre tan sonoro en español y que tan bien nos viene para el propósito de este artículo...) siendo más conocido por el "Becerro de Oro" de los relatos bíblicos, que otros asocian con Baal, en cambio. Esta pintura de primeros del XX muestra el poder de atracción para los románticos...
The Worship of Mammon. 1909. Evelyn de Morgan.
De modo que tenemos un antiguo dios de la riqueza, considerado inmoral y maligno, y cuyos adoradores son gente avariciosa que considera el que el dinero vale mucho más de lo que representa. Es un dios falso, que viene a ser la riqueza personificada. La representación de la alienación de la mercancia llamada dinero, que hubiera dicho el propio Marx. El fetichismo elevado al grado supremo de las representaciones simbólicas. La leche.

La propia palabra "Mammon" o sus derivadas se utiliza como sinónimo de un materialismo excesivo y de la propia avaricia, con los adjetivos correspondientes en el inglés culto, y se deriva del latín tardío 'mammon', y del griego 'μαμμωνάς', del sirio antiguo 'mámóna' (riquezas), e incluso parece un préstamo del arameo al hebreo, con un significado muy sugestivo que sería "aquello en lo que se puede confiar"... La ética popularmente atribuida a los usureros medievales preferidos encuentra aquí una raíz interesante (que se plasma incluso en el billete de US$, que ahora podría discutirse a que Dios se está refiriendo la leyenda "In God we trust" que aparece en su escudo...). 

En el sermón de la montaña y en otros pasajes del Nuevo Testamento aparece también en su forma siria. Dejo aquí en inglés, por su fuerza expresiva difícilmente traducible, este fragmento del Evangelio según Mateo:
"Lay not up for yourselves treasures upon earth, where moth and rust doth corrupt, and where thieves break through and steal: But lay up for yourselves treasures in heaven, where neither moth nor rust doth corrupt, and where thieves do not break through nor steal: For where your treasure is, there will your heart be also.
No one can serve two masters, for either he will hate the one and love the other; or else he will be devoted to one and despise the other. You can not serve both God and Mammon."
Matthew 6:19-21,24

En algunas versiones españolas puede encontrase en este u otros fragmentos, y se usa "Mamón" o "Dinero", como término equivalente... Según algunos Padres de la Iglesia, es otro nombre de Belcebú. La literatura inglesa del romanticismo lo trata como un ángel caído o incluso como "el embajador del infierno en Inglaterra", según De Clancy, y Thomas Carlyle habla del "Evangelio del Mamonismo" como una metáfora del espíritu británico del S. XIX.
Es similar al Pluto griego y Tomás de Aquino describe al pecado de la avaricia  de esta manera: "Mammon saliendo de los infiernos montado en un lobo, que viene a inflamar el corazón humano con la Avaricia". Ahí queda eso.
Estos tíos, con estos antecedentes, son los que forman esa secta. A ver si no es esta una buena aportación a la cultura financiera actual. Seguro que podemos encontrar nombres en todos los países que pertenecen a la misma... yo me atrevo a poner el primero y el segundo: Uno en la cárcel y el otro en lista de espera...

Warren Buffet
Bernard Madoff

... serán mammones los tíos.


Andrés Holgado Maestre. Sociólogo
En Mérida (España) y julio, 2011.

(
Debo la inspiración para este trabajo a un erudito amigo que me ha surgido en Facebook, que se denomina Espada Green y que tiene más sabiduría de la que es capaz de contener, de modo que de vez en cuando se le escapa algo, iluminando así a almas más estrechas, como la mía. El resto lo ha puesto Wikipedia, con alguna aportación del propio bagaje del firmante...)

sábado, 9 de julio de 2011

Piedras trágicas, piedras mágicas...

Reflexión sobre la violencia...
Anoche ví "Antígona en Mérida". La tragedia reside en estas piedras mágicas y bastan las terribles palabras para que renazca.
Incluso sin palabras reaparece el horror. El inicio de la obra, con la Banda Municipal tocando "Suspiros de España" mientras los figurantes simulan ser las tropas rebeldes ocupando la ciudad es antológico. El horror.
El horror que no se debiera repetir nunca pero que se repite en cien países ahora mismo. Es un recordatorio de la tragedia, que pudiera parecer inoportuna o panfletaria, cuando acaba de formarse un gobierno en Extremadura que postula la unidad para salir de los problemas, cuando parece que lo que menos se necesita es la crispación.
Ojalá fuera panfletaria la obra... ojalá no reflejara, como lo hace, esa especie de fisura invisible entre dos concepciones antagónicas del mundo, que se reflejan una y otra vez en el arte. Ojalá el arte fuera capaz de sublimar y hacer desaparecer tanta violencia latente y real como subsiste.
"Suspiros de España"... y los "moros" salvándola "para la fe"... Enhorabuena a D. Miguel Murillo, autor, y a todo el equipo del Festival de Mérida. A mí, y creo que a mucha gente, nos hicieron llorar...