lunes, 17 de marzo de 2014

Boris cogió su fusil...

Quisiera recopilar algo la situación de estos días que pueden ser históricos, a partir de lo que vengo viendo en varias fuentes. Están haciendo la guerra tan "inevitable" como lo fuera la I Guerra Mundial (que en cierto sentido fue precursora, vía Versalles, de la II) y ello porque que se han puesto sobre la mesa intereses vitales para las grandes naciones de hoy (las que son y las que las quieren ser o volver a ser...) Para Rusia, su hinterland no es negociable, y bastante es que haya tenido que soportar que Polonia o los países bálticos o media Europa central haya dejado de ser "cliente" de su industria, entre ellas la militar.
 
 Ucrania No es la Turquía que se equiparaba con Cuba en ser una "cuña" en territorio enemigo. Ucrania es Rusia a todos los efectos, por mucho que se quieran ahora airear diferencias inesenciales que separen a ambos Estados. Las interrelaciones entre ucranianos y rusos, por ejemplo en la política o en el ejercito, son conocidas; de ahí que se llegara amistosamente a la devolución del arsenal nuclear (que por cierto se viene desmantelando por acuerdos comerciales varios entre la Federación Rusa y USA, en los propios Estados Unidos). Así visto, no habría razones para temer, pero el hecho es que se ha puesto en juego la credibilidad de Estados Unidos y la fuerza de la decisión que esté dispuesto a ejercer en "defensa" de sus aliados. Recordad la guerra de las Malvinas...

Las sanciones serán aplaudidas en Occidente y se intentará demonizar a Rusia (que ES la agredida en realidad, y desde hace décadas) y ante las enormes posibilidades de negocio que podría suponer para muchas multinacionales, los clarines de guerra sonarán en Europa, dividiendo a la UE: UK y Francia tienen "la bomba" pero Alemania es rehén de su derrota, todavía, en la II Guerra mundial y sería la que más sufriría en un conflicto hoy, por su situación... Está obligada a contemporizar y tratar de mediar, porque nunca podrá imponer sus tesis.
 
Y la población civil, europea y americana, en vez de estar protestando ya de los intentos militaristas a los que nos quieren llevar gente que solamente busca su lucro, nos pondremos detrás cada uno de sus banderas tan pronto empiece el tiroteo... En 1914, la izquierda europea se decía "internacionalista" y en cambio fue a la guerra provocada por sus burguesías. Ahora, ni siquiera hay burguesías ni izquierdas, y tenemos a los "pensadores" hablando de los malísimos que son los de Europa del norte con los de Europa del sur y sandeces similares.
 

Por todo esto, la guerra del 2014 puede ser aún más inexorable y destructiva para Europa de lo que lo fue la de hace un siglo. Y algunos se frotarán las manos después, si tuvieran la suerte de quedar con brazos.
 
NO A LA GUERRA: Conviene ir gritándolo, mientras podamos.