viernes, 20 de septiembre de 2013

Sobre esta piedra, dijo Moisés...

Cataluña y la UE; otra falacia.

 


La Comunidad Europea en 1.957. No mientan más...
Se ha puesto de moda -tristemente porque denota que hay demasiada gente que ya da por hecha esa absurda posibilidad, absurdo que en otro momento demostraré-  hablar de "qué ocurriría si una región se separase de un Estado para constituirse en otro Estado, en el seno de la Unión Europea. Hay que decirle a los facinerosos que pretenden tal cosa en España y manipulan hasta la saciedad a sus conciudadanos para llevar el agua a su molino, donde trituran el esfuerzo ajeno y lo convierten en dividendos que quieren apropiarse sin rendir cuentas a nadie (ese es el verdadero plan "soberanista"), que esa situación, y con protagonistas mucho más importantes, ya se dio: Cuando se creo la CECA (1951) y las primeras Comunidades Europeas, FRANCIA era miembro fundador de pleno derecho y TODAS sus posesiones soberanas en el mundo se integraron en esa Comunidad supraestatal. (Ver mapa)
Entre esas posesiones estaba ARGELIA. En el proceso doloroso de autodeterminación (ahí si se daba, claramente, un colonialismo y una imposición por la fuerza de una soberanía francesa no deseada, que se inicio en 1830, tras la debacle de España en ese período, que hasta entonces era la potencia ocupante) Argelia obtuvo su independencia en 1.962. Anteayer. Argelia entonces era UN DEPARTAMENTO francés. Esa independencia supuso, entre otras cosas, la salida inmediata de la CE, como no podía ser de otra manera y como no lo será en cualquier caso en el que UN NUEVO ESTADO emergiese, cualquiera que fuese la manera en que esa emergencia se produjera. Francia perdió mucho en Argelia como para olvidarlo.
Sensu contrarii, pero reforzando el argumento, cuando UN ESTADO, la DDR-RDA o República Democrática Alemana, decide, de aquella manera, reunificarse con la BRD-RFA (República Federal Alemana) esta última MIEMBRO de la CE, se asume tal ·reintegración sin problema jurídico alguno, toda vez que el Estado DDR se extingue en ese momento.

Así son las cosas de los Estados, amigo Mas, que tienen normas distintas de las de los mafiosos y ventajistas. No engañen más a unos ciudadanos que no se merecen trileros así.

Yo creo que queda claro, pero como hay mucho cansino con el asunto, habrá que volver, una y otra vez sobre el asunto central: España existe, mal que les pese a todos sus hijastros internos (entre los que ME cuento, porque llamar MADRE a esta España que es resultado de esas recuas de gobernantes que hemos sufrido es mucho llamar) y adversarios externos, que tiene más (consecuencia de su historia) de los que tiene Estados Unidos, un suponer, en estos tiempos.

Eso es lo que le pasa a las naciones, que como las personas, se miden por lo grandes que sean sus enemigos. Valga por hoy.

Andrés Holgado Maestre. http://extremenian.blogspot.com

En Mérida y Septiembre de 1913 (o así... que cien años NO ES nada)