miércoles, 17 de noviembre de 2010

Piedras y ladrillos

03 Feb 2010

Piedras y ladrillos

Ladrillos precisamente llaman los de una afamada empresa de robótica educativa y recreativa (que se usan en algunos IES de Madrid para enseñar) a las pequeñas CPU que se utilizan en sus torneos. El pasado sábado, 30 de Enero se celebró con gran brillantez en Cáceres el Torneo internacional de robótica recreativa FLL, donde se usan esos "ladrillos", y que supone que Extremadura juegue, valga la expresión, en la Primera División de un torneo de cierta importancia, en el que solamente están presente otras comunidades como Madrid, Cataluña, Euskadi, Navarra, Baleares y Andalucía. En estos ladrillos deberíamos ser líderes y no en otros.
En dicho torneo participó un equipo de Mérida, el "Arco de Trajano", formado por cuatro niños de diez años, compañeros de colegio y que se entrenaron en instalaciones cedidas por el Ayuntamiento de Mérida. Este equipo consiguió pasar a los cuartos de final, superando a otros siete equipos formados por niños o adolescentes de edades superiores, con gran alegría por parte de todos los integrantes del equipo emeritense. Pues bien, en uno de los premios especiales, destinado a las "Jóvenes Promesas" y debido a que los jueces no disponían de las edades de los miembros de los equipos y estos niños son más altos que los de otro equipo, de once años de edad y que no consiguieron clasificarse para los cuartos, fueron estos últimos los premiados. Andamos haciendo las reclamaciones oportunas pero conociendo como se las gastan los "expertos" en estas y otras materias en nuestra tierra, me temo que los mejores niños del torneo se queden sin premio por el delito de ser más altos. Y no llevaremos el asunto mucho más lejos por no perjudicar a la, por otra parte y salvo errores puntuales, excelente organización por parte de "Iniciativa Jóven". ¿Hay que ser bajito y cetrino, como Paco el Bajo, para que te reconozcan los méritos en Extremadura? Pena da, tener que escribir esto.