lunes, 22 de noviembre de 2010

Amorosas crueldades

14 Ago 2010

Amorosas crueldades

Asistí la otra noche al EDIPO (una trilogía) en el Teatro de Mérida y pude ver cómo lo frio y descarnado del montaje se compensaba con el calor, en todos los sentidos, de las viejas piedras extremeñas y de los propios espectadores que llenaron el recinto al reclamo de las viejas palabras.


Debería quedar claro que este festival no necesita más que el embrujo de las palabras terribles de la tragedia griega y el entorno que a la figura simplemente humana le presta ese escenario para llenarse en cada sesión. Incluso esta minimalista reducción de las tres grandes obras, hecha con solvencia, desde luego, resulta demasiado moderna para mi gusto.

Las amorosas crueldades (que decía uno de nuestros poetas contemporáneos) de Edipo y familia llenan por si solas ese recinto y nuestro mundo todo.