viernes, 13 de diciembre de 2013

Cataluña contra España; Piedras contra Europa.

 100 años no es nada...


En la Gran Guerra, la del 14, sucedieron cosas horribles a partir del atentado de Sarajevo, que comportaron una catarsis absoluta en el mundo de la cual aún no hemos salido. Una de las obras que surgió de un hecho real de aquella guerra fue la novela que ilustra este texto y que se convirtió después en la mejor película (desde mi opinión, naturalmente) de todos los tiempos... Ahora, de nuevo Europa se agita bajo las banderas del nacionalismo con todo lo que comporta de manipulaciones de las burguesías nacionales para mantener sus privilegios de clase frente a cualquiera de sus "enemigos", sean estos imperios absolutistas o organizaciones políticas racionales basadas en lo igualdad esencial de los seres humanos. Esa igualdad es la que niega cualquier nacionalismo.

 +A. Holgado Maestre 
De nuevo, los trabajadores (que son la clase social nunca emergida por completo pero que es la UNICA que transforma de verdad el mundo, se ve enredada entre las ideologías precientíficas e irracionales de grupos tribales venidos a más.

 
De nuevo habrá que releer (o mejor leer, en muchos casos) los debates de la II Internacional que condujeron a su quiebra definitiva en la Conferencia de Zimmerwald, en Basilea (¡qué famosa es Basilea hoy por otras causas!) y volver a denunciar por revisionistas, renegados y otros adjetivos, a los Kautsky y Bernsteins de estos tiempos, que prefieren pactar con sus explotadores a liberar a su clase entera, donde quiera que viva, de la especulación usurera. Ver a esos "líderes" obreristas hombro con hombro con los testaferros de los banqueros me lleva a estas reflexiones.

Sarajevo está cada vez más cerca de Barcelona y el designio ya escrito de promover OTRA destrucción masiva en Europa que sirva al "sistema mundial pseudo-capitalista" para resistir otros cincuenta años sigue su curso.
Mas, Cameron, y otros secuaces a sueldo de los militaristas siguen buscando la desactivación de una Europa unida y democrática que ERA la mejor garantía para la paz mundial. Si hablo en pasado de esa Unión Europea es porque YA la han dinamitado desde dentro, al no haber sido capaces de frenar a esas ideologías perversas que se infiltraron en el seno de cada uno de los Estados y en la propia Comisión.
 

Ya es tarde, y la falacia de unas elecciones a un Parlamento Europeo mediatizado por los lobbies y los aparatos políticos "nacionales", con una absoluta falta de visión del progreso histórico y centrados en sus propios latrocinios no me permite otra cosa que avisar, humildemente, de lo que veo ya como inevitable:
La guerra es su negocio y a eso nos llevan. De nuevo, los pobres jóvenes impotentes para fijar y definir su propio futuro en un mundo que los ignora, al igual que Johnny y aún sin manos, tendrán que coger de nuevo su fusil.