martes, 23 de abril de 2013

Campos de piedras (fresas) para siempre...

       Strawberry Fields forever... La globalización en Nea Manolada.

                                           La causalidad azarosa

    Una mañana cualquiera de abril, ojeo un periódico de Nueva York en la red, desde mi tierra natal, al oeste de una Europa secuestrada y pendiente de rescates que tenemos que pagar a los dioses disfrazados de banqueros que la tienen abducida hace ya años, y me encuentro dos noticias, en diferentes páginas, que me hablan de lo mismo: la grave crisis del capitalismo especulativo que asola el mundo occidental. Bien sé yo que esta visión que ofrezco no es la dominante en unas “explicaciones” de la crisis que intenta culpar a la población en general (del mundo entero, incluso) de unos despilfarros que pudieran ser ciertos en algunos países pero que resulta obsceno citar como causa cuando uno se refiere a muchas zonas del mundo, entre ellas muchas de las regiones de ese “mundo occidental” tan próspero. Unas explicaciones que no son tal, sino justificaciones para aumentar aún más la tasa de explotación a las que tienen sometidos los poderes financieros a todos los ciudadanos, con la inestimable pero sin duda pagada ayuda de los “poderes públicos” cada vez más privatizados...

      Volvamos a las noticias. La primera se refiere a unos sucesos en un pequeño pueblo del Peloponeso griego, de menos de 2000 habitantes, cerca de la antigua Olimpia y dentro de una región moderna (han tenido que reorganizar su administración en 2011 para “ahorrar”...) que se llama Grecia Occidental, que está gobernada por un miembro del PASOK. Grecia pura y eterna. Las ruinas del Templo de Hera que incluyo muestran el culto antiguo a la gran diosa madre y vengativa, que concibió sóla a Hephaistos golpeando con su mano la tierra... En ese pequeño pueblo de 2000 personas, en la zona más pobre de uno de los países más pobres de la rica Europa están trabajando, en una misma explotación, de fresas, 200 bengalíes que son ciudadanos de uno de los países más pobres del mundo... Una historia de pobreza, de  sumisiones encadenadas que nos llevan a lo peor de la historia humana, que tantos se empeñan en creer que es “progresiva” cuando sucesos como el que vamos a contar demuestran que no hay linealidad alguna sino mucha circularidad y acaso pervivencia en el tiempo o en el espacio de formas de explotación bien distintas y todas deleznables.
    Los sucesos son que tres capataces de una finca, ahora huidos, dispararon sobre esos trabajadores bengalíes que venían a reclamar los salarios no pagados, hiriendo a 28 de ellos. Los autores de los disparos tienen 21, 27, y 39 años y todos son griegos. El de 39 años ya apareció relacionado con un ataque a un obrero egipcio por el que estaba en espera de ser juzgado. Otro hombre les dio asilo y ha sido detenido y el dueño de la explotación, de 57 años, también lo ha sido, acusado de intento de matanza. Hasta aquí los hechos (se han dado varios incidentes en la zona ya, entre inmigrantes y naturales del país) y por supuesto TODOS los partidos griegos han condenado los hechos. El ministro del Interior ha visitado la zona y ha dicho que “no se puede aceptar la explotación económica de miles de seres humanos y las condiciones extremas en que se les obliga a vivir , y menos aún intentar asesinarlos". Syriza ha dicho que es un “ataque bárbaro y racista”. Incluso Amanecer Dorado (relacionados con varios ataques a inmigrantes ellos mismos) ha denunciado el ataque, aunque “condenando a los griegos que emplean extranjeros, privando a miles de familias griegas de su pan cotidiano”.
    La globalización aparece aquí con su peor cara: la de la ruptura de los valores a la que nos están llevando los explotadores. El país más pobre del mundo aún exporta gente al país más pobre de la zona euro, y no les pagan sino con desprecio. Racismo, odio, no hay una especie humana sino un egoísmo atroz y una alienación brutal. Los capataces son los nuevos negreros del siglo XXI, mientras que los propietarios les permiten actuar así en aras de una “racionalidad económica” que viene impuesta por “los mercados”...
    ¿Donde está la Europa de la ética en el Peloponeso? Más aún, me pregunto: ¿Dónde está la Europa de los valores éticos en la City de Londres?
    Entretanto, la otra noticia casi ni comentario requiere: La Sra. Lagarde, Directora del FMI advierte sobre un tremendo peligro. Parece ser que podría producirse una reactivación económica del mundo dividiéndose en tres grupos de velocidades distintas, según ella. Las naciones emergentes (Los BRICS...) serían los más rápidos, Estados Unidos algo más deprisa que otros “países industriales avanzados” y la Unión Europea la más lenta, pues sufriría de “demanda insuficiente” y “políticas gubernamentales incompletas”.
    ¿Que velocidad será la que le concede Lagarde, si es que le importa, a lo que se llama el cuarto mundo? ¿Cuántos mundos coexisten en este “paraíso de la libertad”, donde la necesidad se ignora? Mil mundos hay y no tres. La esclavitud real sigue existiendo pese a tanto teórico de la libertad. Cuando se empieza a negar a los demás su igualdad radical con nosotros mismos, está empezando la barbarie.
    El capitalismo está en una crisis profunda y NO es la solución para los problemas del mundo. La igualdad tiene que estar por encima de la libertad o ésta también será imposible.
    Estas azarosas conclusiones surgen de estas noticias casuales...

Andrés Holgado Maestre. En Mérida (España) y Abril, 2013.
http://extremenian.blogspot.com
 
(Las dos noticias aparecen en The New York Times, el 18 de abril. “Monetary fund chief...” y Greek Foremen Sought...” son sus encabezamientos, para quienes quieran detalles)