viernes, 11 de octubre de 2013

Hispanidad, bonita palabra


El 12 de Octubre se conmemora en el mundo entero, sobre todo en América, la llegada de la Pinta la Niña y la Santa María a la primera isla en las Bahamas de hoy, con Cristobal Colón y una tripulación completamente formada por españoles, y que supuso el llamado Descubrimiento, desde la lógica europea, de las tierras que completaban el mundo por el lado ignoto...En España, que durante muchas décadas fue la única nación europea que, junto con Portugal que ya había abierto la ruta del Cabo de Buena Esperanza hacía el Indico y que durante algunos años incluso compartieron rey, en la persona de Felipe II, hizo el enorme esfuerzo de poblar y descubrir aquellos territorios, con tantos y tantos nombres que por una u otra razón .alcanzaron fama y notoriedad.
Bandera histórica de España
y de la III República Hispana

La inmensa mayoría de aquellos pobladores (conocidos o perfectamente desconocidos por la historia) eran extremeños por la sencilla razón de ser esta tierra una de las más difíciles para el establecimiento de sus gentes dadas las estructuras feudales predominantes en la España de entonces, que obligaron -del mismo modo que siguió ocurriendo después aunque ya el feudalismo, formalmente no existiese pero si unas condiciones sociales muy poco favorables. Eran personas en su mayoría de baja extracción o a lo sumo hijosdalgo o segundones de las familias nobles que, en toda España, no tuvieron necesidad ni urgencia alguna para arriesgar sus vidas en aquella "aventura"...

Los resultados en cuanto a la transmisión de un carácter, una lengua, unas tecnologías y una capacidad de resistir y sobreponerse a las adversidades se pueden encontrar en mil lugares de América toda, donde un extremeño, como yo mismo, siente la extraña sensación de estar en casa y en otra mucho más grande y diversa al mismo tiempo. Es una sensación que no puedo explicar, pero bien cierta, que he sentido en desiertos, en iglesias y en cabañas, en costumbres, construcciones, herramientas o instituciones de todo tipo que hacen del concepto HISPANIDAD algo vivo y distinto para mi que para otros españoles. De ahí que la polémica nunca haya abandonado esa palabra. Algo natural si se quiere, cuando España tiene el polemismo integrado en su esencia desde los tiempos en que los tartesos se encontraron con las belicosas tribus del interior en otros "descubrimientos" que esta península ha protagonizado desde siempre. Goya lo reflejó mejor que nadie...

Hoy mismo, un asturianín de los de "España es sólo Asturias y lo demás tierra conquistada" se me ha enfadado mucho por recordarle que hubo extremeños (decenas de miles) que NO MATARON a nadie en ese siglo... El muchacho, que acaba de proclamar la República Lacustre de Asturias entre el Enol y el Ercina, llevado de su ardor guerrero y anti-imperialista es capaz de bloquearme en el Facebook y no me da con una garrota porque le pilla lejos...

Hispanidad. Que de Hispania viene y ya denota una conquista, parece que no nos une a los españoles, que andamos a palos con las banderas (19 y algún pendón en España, y otras tantas que pueden proclamarse "naciones hispanas" en el mundo) y capaz que nos hagamos alguna pitera con ellas. Por eso yo hoy, día de la Hispanidad, voy a sacar una bandera en la que todas esas caben, como si fuera un convoy con banderas multicolores por todas partes. Los rojigualdos a la derecha y los algo morados a la izquierda, pero que se anden con cuidado porque esto es un bautizo, como decía el chiste y nadie viene aquí de parte del novio o de la novia... Esta bandera, por historia y por bonita, nos pertenece a todos los hispanos buenos, de uno y otro hemisferio (como rezaba la Pepa de 1812) y para que se vea que no son añoranzas imperiales, esta es mi declaración formal: Soy republicano convencido y esta es mi propuesta de bandera para la III República Hispana, que espero que llegue pronto.

Salud para toda la Hispanidad y para cada uno de los hispanos que en el mundo son.